Glosario


Cuota anual:

La mayoría de los bancos le cargan una cuota anual, la cual se traduce en costos por mantenimiento.

Tasa de interés anual:

Es el cargo por interés anual aplicable a los saldos deudores en tarjetas de crédito.

Cajeros automáticos:

Son dispositivos electrónicos ubicados fuera de los bancos o agencias y que permiten hacer ciertas transacciones financieras las 24 horas del día durante todo el año. A través de los cajeros automáticos y con su tarjeta de débito puede hacer retiros, consultas de saldo, transferencias entre cuentas y mucho más. También puede hacer avances de efectivo, consultas de saldo con su tarjeta de crédito, entre otras.

Venta de saldo:

Es el proceso de vender la deuda de su tarjeta de crédito a otro banco emisor.

Avance de efectivo:

Es la obtención de dinero en efectivo usando su tarjeta de crédito en el banco o en un cajero automático. El monto del avance de efectivo es cargado a su tarjeta de crédito. Normalmente los bancos cobran una comisión por la operación de avances de efectivo, consulte el monto de la comisión a su banco emisor. (Un avance de efectivo no es lo mismo que un retiro de efectivo).

Servicio Concierge:

El servicio Concierge ofrece a los tarjetahabientes MasterCard® Platinum.

Historia de crédito:

Es el historial de cómo usted ha pagado sus cuentas pendientes en el pasado; se utiliza como guía para determinar cómo sería su comportamiento de pago en el futuro.

Línea de crédito:

Es el límite de crédito que usted tiene disponible. Es el monto máximo que usted puede utilizar en consumos en su tarjeta de crédito.


Cargos financieros:

Es el precio que se paga al banco por el préstamo del dinero. El interés es cargado como un porcentaje sobre el monto del crédito que usted haya utilizado. También es considerado un cargo financiero el porcentaje que se paga por el uso de la tarjeta en el exterior o los avances de efectivo, entre otros. Para conocer los cargos financieros de su tarjeta de crédito por favor consulte a su banco emisor.

Período de gracia:

Es el tiempo –usualmente de 21 días- entre la fecha que usted hace una compra y la fecha de corte de su tarjeta de crédito. Durante el tiempo previo a la fecha de corte de su tarjeta de crédito no son generados intereses.

Comercio:

Sistema en línea que le permite conectarse con su banco a través de internet para obtener información o efectuar ciertas operaciones con sus cuentas o tarjetas de crédito. Usualmente es con su tarjeta de débito Maestro con la que puede acceder al banco en línea.

Sobregiro:

Sucede cuando el monto de un cheque pagado o el monto de un retiro excede el saldo disponible en su cuenta bancaria. Probablemente le hagan cargos financieros por este concepto; consulte con su banco.

Clave secreta:

Es el código secreto que usted selecciona o que el banco le asigna para habilitar su tarjeta de débito para poder acceder a los fondos de su cuenta bancaria a través del cajero automático, en comercios, por teléfono o internet. En el caso de su tarjeta de crédito la clave secreta es útil para efectuar avances de efectivo en los cajeros automáticos y hacer consultas de saldo. Por la seguridad de sus fondos no comparta su clave con nadie.

Programa de fidelidad:

Son los programas de acumulación de puntos por las transacciones hechas con su tarjeta de crédito o con su cuenta financiera. Esos puntos pueden ser redimidos de diferentes formas. Consulte con su banco los detalles del programa de fidelidad y la forma de redimir los puntos acumulados.

Tarjetas garantizadas:

Son una buena forma de entrar en el mundo de las tarjetas de crédito para los que no tienen historia de crédito. Este tipo de tarjeta requiere de un depósito que determinará el monto de su límite de crédito. Su límite de crédito usualmente es igual o un poco menor al monto del depósito que deje en garantía.

Aceptación global:

Con más de 24 millones de comercios que aceptan MasterCard® alrededor del mundo, ninguna tarjeta es más aceptada que MasterCard®.

Límite de piso cero:

Pague sólo por las transacciones que hayan sido autorizadas por su banco emisor, para su tarjeta MasterCard®. Aunque las transacciones no autorizadas por su banco, no son su responsabilidad, usted siempre debe estar pendiente de revisar sus estados de cuenta y notificar al banco emisor los cargos que no hayan sido efectuados por usted.