Tarjetas
PayPass™





Es muy sencillo… y sobre todo, muy rápido.
Sólo tienes que acercar tu Tarjeta MasterCard PayPass™ a unos centímetros del terminal del punto de venta (TPV) para realizar la compra; no necesitas firmar ni teclear ningún PIN. Para ello se requiere que el establecimiento disponga de un terminal en punto de venta (TPV) específico que permita decodificar la señal que emite la Tarjeta PayPass™.